miércoles, 7 de febrero de 2018

FANDIÑO FUE FIGURA DEL TOREO A PESAR DE SU APODERADO.



Leyendo el libro de "MAÑANA SERÉ LIBRE" de Néstor García, apoderado del malogrado Iván Fandiño he sacado varias conclusiones.
La mas rotunda es que Fandiño fue Fandiño a pesar de Néstor. Frase que no es mía pero que un crítico, ya la dijo y me sumo a esa afirmación.
En este libro este personaje, novillero fracasado, desglosa su carrera como apoderado dando detalles de sí mismo que le dejan a la altura de un navajero. Comportamientos amorales que él mismo reconoce que cometió. Mentiras, argucias y trampas que usaba para conseguir que su torero fuera contratado. Y otras muchas que no cuenta y que se saben por ahí y que lo retratan como persona.
Este señor de Guadalajara ha sido el gran manipulador de un torero sin personalidad que confió toda su carrera y su vida personal, a los dictados de un ambicioso que proyectó su fracaso en un diamante sin pulir.
Comportamientos que él mismo califica como crueles, tuvo en el día a día de Iván al que hizo un marcaje férreo para hacerle torero. Pero la realidad es que el que se jugaba los muslos cada tarde era Iván. Siendo un torero sin mucha clase ni tocado por las musas de la estética, hizo una carrera impresionante y a pesar de los desplantes y chulerías continuas de su apoderado, Iván logró llegar muy alto y mantenerse unos años en los puestos de privilegio. Todo ello conseguido con su valor, su entrega absoluta y su raza de torero.
Muchos de los planteamientos del nefasto director de vida le perjudicaron claramente a Iván. Innumerables desplantesy amenazas desafiantes a empresarios, ganaderos, y compañeros hicieron que muchos detestaran a Fandiño y a su apoderado que eran expertos en coleccionar enemigos por derecho propio. Tal vez muchos no les tragaran por eso y además; por ir de independientes cosa muy loable y admirable en este asqueroso y putrefacto mundo.
Un ejemplo. Cita en el libro a Victoriano del Rio. Con él tuvieron diferencias. Le llama rácano despectivamente. También dice que en su casa le recibió con educación y señorío. En cambio Néstor le increpó despóticamente ante la presencia de una peña taurina una vez; en su propia finca cuando el bueno de Victoriano le había encerrado un toro y dos vacas en el principio de la decadencia de FANDIÑO. Fui testigo de aquello. Le habló como si fuera un mierda y en su casa."¿ Quien son estos? Si lo llego a saber no vengo".
Asimismo obligó a todo el mundo a guardar teléfonos y silencio mientras Iván toreaba vigilando cual matón que nadie osara ni mirar su móvil. Ese era el agradecimiento al aficionado que es el que paga para que el pudiera comer. Y a un señor que te invita a tu casa a tentar. Muy elegante y considerado, en su línea. Un dechado de educación.
Néstor se metió en su vida personal. Controlaba los dineros, las propiedades, hasta con quien debía casarse y quien podía ser o no su amigo o novia. Si debía salir o estar en casa a las 9 de la noche cual niño chico. Iván obedecía sin atisbo de personalidad para rebelarse, ante los obstáculos que muchas ocasiones le generaba su media naranja. Su evolución artística hubiera sido mucho mayor con otro consejero a su lado, con mas conocimientos de tauromaquia y formas mas educadas. Pero el ínclito alcarreño se las valió para acapararle y sorberle el cerebro al vasco.



El caso es que Iván no fue el mismo desde aquel 29 de Marzo de 2015. Su encerrona en Las Ventas fue un petardo estrepitoso diseñado por el "genio" y con cierta lógica; muchos se alegraron del fracaso del déspota desairado. Siembra vientos y recogerás tempestades.
Iván se estrelló contra un muro que tal vez no podía saltar. Su gesta admirable. El resultado decepcionante.
Tal vez Fandiño debió parar. Como debió parar después de cornadas durísimas que su apoderado se empeñaba en recuperar a la carrera y contra la razón médica, para no perder contratos. Un año o dos para reflexionar, mejorar y ordenar su mente. Hubiera sido positivo. Aquella encerrona de Madrid no la había superado. Estaba traumatizado y desquiciado. Yo no reconocía al torero que me había deslumbrado con su verdad y su valor durante muchas tardes. Le seguí, defendí y escribí mucho bueno de él. Me había convencido. Pero ahora no era el mismo torero ni de lejos.
Un apoderado competente y más; un amigo, le habrían hecho parar. Parecía necesario. En cambio este señor que tanto le quería; le arrastró a las portátiles y a las plazas de pueblos de cuarta alegando que Iván necesitaba torear. La gente y la prensa muchas veces se ensañaron con el héroe caído. Fandiño era un torero triste y desesperado. Creo que quedaba torero para resurgir pero sus campañas posteriores a Madrid 2015, eran un quiero y no puedo. La ansiedad desquiciada era su peor aliado. Y ahora contra todos. Los empresarios fieles empezaron a olvidarle y aquello hizo mella en Iván. Y los públicos también le volvieron la cara. Volvió a ser yunque. Lo que muchos esperaban llegó y no hubo misericordia ni en contratos ni en el desplome del caché. Le quitaron el martillo y le molieron.
Una grandiosa faena a un toro en Bilbao en 2016 fue el punto de inflexión y el atisbo de esperanza para confiar en el resurgir del león de Orduña. Muy lento todo..


Pero llegó aquel toro en Aire Sur L Adour y acabó con todo en un absurdo quite.
Se había cebado la mala suerte con Iván desde aquel 29/03/2015. La que tantas veces le había amparado ante pitones rozando yugulares, femorales o coronarias en cientos de cogidas de muerte. Esta vez no estuvo de su parte. Y se acabó para siempre. En un pueblo de tercera cerca de su plaza de Mont de Marsan donde fue Emperador.
Bueno acabó;  hasta que su amigo siguió viviendo de él ; escribiendo este libro, continuando su imparable ambición y ejerciendo su aptitud para el marketing y la recaudación.
Néstor García fue el responsable de la carrera y parte de la vida de Iván. Muchos errores y muchas sobradas, reconocidas y detalladas en el libro y otras muchas que el toreo sabe y no se cuentan, le granjearon enemigos y a pesar de eso Iván fue una Figura del Toreo por sus cojonazos y por lo que hacia cuando se alejaba del callejón y se iba a los medios con el toro, a resolver su vida y a buscar su gloria. Allí donde no se oían los impertinentes consejos de la "sabia" mosca cojonera...allí fue LIBRE...
Gloria a IVAN FANDIÑO a pesar de su apoderado.



5 comentarios:

  1. No tiene ud ni idea de lobque habla.
    En fin.

    ResponderEliminar
  2. Lamentable, y oportunista, no merece más comentarios

    ResponderEliminar
  3. Que poco conoce a Néstor, y a Iván ... menos . Muy fácil escribir tontadas sin argumento alguno , en fin como usted muchos criticaron y jamás pudieron con ellos .

    ResponderEliminar
  4. Muy de acuerdo con el artículo... a ver lo que tarda el señorito alcarreño en apoderar a otro torero. Déspota, mentiroso y ahora escritor. Que pregunten a sus allegados sobre los arranques iracundos cuando triunfaba David Mora o alguno similar.
    Pues un aplauso, oiga...

    ResponderEliminar
  5. El único artículo que he leído que refleja toda la verdad. Mi mayor admiración se nota que está documentado ...

    ResponderEliminar